Ana, creadora de dulzura en “Confeti en los bolsillos”

Confeti en los bolsillosHay personas que han nacido con el don de crear cosas bonitas, con la capacidad de endulzar las vidas ajenas con repostería que parece una pieza de museo. Ana, de Confeti en los bolsillos, es una de esas artistas a las que el resto de los mortales envidiamos un poquito por su talento.
Emprendedora, se especializa en tartas personalizadas, cupcakes y organización y decoración totalmente a medida de fiestas y celebraciones. Le hemos echado un poco de cara a esta entrevista y unas risas…y Ana nos ha seguido el rollo hasta el final.
¡No te la pierdas!

¿Confeti en los bolsillos es tu hobby, tu negocio o ambas cosas?

La verdad es que se trata de ambas cosas. Me gustaría que mi hobby se convirtiera en un negocio que me diera para vivir, pero de momento tengo que seguir trabajando en Seguros y paralelamente hacer que este hobby-negocio arranque. Leer más

Eva Alvárez, autora de “La verdad de la sangre”

Eva Alvarez, coautora de La Verdad de la SangreEstrenamos nuestra sección de emprendedores de éxito, con Eva Álvarez, criminóloga de profesión y carrera, bloguera líder de opinión y coautora de “La verdad de la sangre”. Eva nos habla sobre ella, su libro y la trágica historia real que hay detrás de él. Te contamos el gran éxito que obtuvo su obra.

Eva, ¿quién eres, qué haces, en qué trabajas, cual es tu formación?

Me llamo Eva Álvarez nacida en el 83. Soy criminóloga, escritora y experta en política antillana. Con 18 años, el sueño de mi vida era ser diplomática. Siempre tuve muy claro que estudiaría Ciencias Políticas, la carrera de mis sueños. Con el paso del tiempo, me fue desencantando la profesión, las trabas, los enchufes… todo menos el propio plan de formación. Un día decidí que ya no me quería dedicar a ello y comencé a estudiar mi otra gran pasión: Criminología. Si metes en la Thermomix la Criminología, la política antillana y la literatura, tendrás “La Verdad de la Sangre”. Que no es un manual de Criminología, ni un libro sobre política, ni literario en todas sus partes; pero no podría existir sin estos elementos. Leer más